CONTINUA BUSQUEDA DE LOS ABUSADORES DEL TUQUE, EN PONCE


Hace unos días l
a policía ocupó un vehículo Cam-an y un “four track” en una lujosa vivienda en el sector Charco Hondo, en Cabo Rojo, propiedad de la fugitiva Ana Inés Napoleoni Medina, de 43 años y de su hijo Jeromy Pietri Napoleoni, de 24 años, quienes son buscados por el asesinato del teniente de la Reserva del Ejército, Jancarlo Rivera Lugo.

Se alega que los ya acusados en ausencia por el asesinato ocurrido en el sector Nueva Vida, del barrio El Tuque, en Ponce, el 14 de noviembre, habían alquilado la lujosa vivienda en Charco Hondo, donde se escondieron por varios días luego del incidente.

La búsqueda de estos se concentra en el barrio El Tuque y sus sectores como Las Batatas y Nueva Vida, donde decenas de agentes intentan dar con su paradero, presumiéndose que se esconde cerca de donde operaban sus puntos de drogas.

Durante el operativo, los agentes dieron ayer con una pareja de guacamayos propiedad de la mujer, en una casa abandonada. Los agentes brindaron alimentos a las aves.

También hallaron varios caballos propiedad de madre de e hijo, en otra casa abandonada, pero tenían alimento y agua.

Ambos fueron acusados el pasado 23 de noviembre de asesinato en primer grado, tentativa de asesinato, robo agravado y violaciones a la Ley de Armas, por portar, apuntar y disparar armas automáticas. La fiscal Annette Esteves Serrano también presentó un cargo de amenaza o intimidación contra Napoleoni Medina.

El juez Carlos Quiñones Capacetti del Tribunal de Primera Instancia de Ponce determinó causa para arresto en ausencia contra ambos imputados y les impuso una fianza global de $5 millones a cada uno.

Rivera Lugo, quien era oriundo de Coamo, llevaba algún tiempo residiendo en Nueva Vida. La tarde de los hechos, transitaba en dirección a su casa, cuando Napoleoni Medina le ordenó detenerse, increpándolo por conducir por el área. La imputada llamó a su hijo, y este les apuntó con un arma de fuego automática. Posteriormente, le disparó al joven militar, quien falleció en el Hospital Damas.


Los acusados actuaron contra el militar por haber pasado en contra del tránsito frente a su casa, en la que operaban un punto de venta de drogas. Tras el vicioso asesinato, la mujer y su hijo se esfumaron.


Post a Comment

0 Comments