POLICÍAS ARRESTADOS POR EL FBI SE DECLARAN NO CULPABLES

 


Un sargento y tres agentes de la Policía, uno de ellos retirado, fueron arrestados tras ser acusados por un gran jurado por allanar e incautar pirotecnia, equipo electrónico y dinero de contrabandistas, sin tener órdenes de allanamiento y luego apropiarse del material confiscado.

Los acusados fueron identificados como el sargento Miguel Conde Vellón, Luis Rodríguez García, Carlos Boyrie Laboy y Quermie Márquez Rivera. Estos estaban adscritos a la División de Drogas de Humacao.

El cuarteto enfrenta cargos por conspiración para cometer robo, conspiración para robar y convertir propiedad del gobierno y robo y conversión de propiedad del gobierno.

El grupo compareció a la vista inicial ante la magistrada federal Camille Vélez Rivé, quien ordenó que permanezcan bajo arresto domiciliario. Estos tendrán que utilizar grillete, una vez se les instale una línea telefónica en sus viviendas.

El pliego alega que Conde Vellón, Boyrie Laboy y Rodríguez García se ayudaron, instigaron y conspiraron para ilegalmente tomar dinero y artículos de un confidente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI), que los acusados pensaban que estaba involucrado en la venta ilegal de pirotecnia.

El 29 de diciembre de 2016 los imputados Conde Vellón, Rodríguez García y Boyrie Laboy, actuando en su calidad oficial como agentes de la Policía y utilizando armas de fuego, allanaron una residencia ubicada en el Barrio Duque, carretera PR-971, kilómetro 10.9 en Naguabo, utilizada para guardar la pirotecnia.

Los acusados registraron la vivienda y encontraron múltiples cajas de pirotecnia y $2,995, producto de la venta ilegal de estos dispositivos. Entre estas: cajas de fuegos artificiales que contenían cada una 40 piezas, dos cajas con 53 piezas de fuegos artificiales Thunder Max y una caja que contiene 18 piezas de fuegos artificiales de Premiere FWK.

De acuerdo a la acusación, los acusados se apropiaron del dinero y se lo dividieron.

Ese mismo día Rodríguez García se reunió con un confidente del FBI, con quien presuntamente había conspirado y le entregó $1,500, producto del dinero robado.

La pirotecnia y el dinero robado ​​eran propiedad del gobierno Estados Unidos.

Para el 15 de junio de 2017 Conde Vellón, Rodríguez García, Boyrie Laboy y Quermie Márquez Rivera, realizaron una entrada forzada y no autorizada a una residencia, ubicada en el barrio Calabazas en Yabucoa.

El cuarteto creía que era el escondite utilizado por un supuesto vendedor ilegal de equipo electrónico robado.

Se alega que los acusados ​​registraron la residencia para localizar y robar dinero en efectivo y bienes pertenecientes del presunto vendedor ilegal de los equipos.

Encontraron y robaron dos tabletas Samsung y $ 6,350.00 que creían eran producto de una actividad ilegal.

En ninguno de los casos los acusados obtuvieron, ni intentaron obtener órdenes de registro para las residencias.

Después de robar el dinero y las propiedades, ninguno de los cuatro imputados reportó a la Policía el registro, ni ofreció detalles de la confiscación, ni de la incautación de la cantidad total de dinero.

Los acusados ​​se dividieron el dinero robado.

Estos se exponen a penas de entre cinco a 20 años de prisión. El caso está a cargo de la fiscal Marie Christine Amy.


Síguenos en Instagram:

WWW.INSTAGRAM.COM/XPOSEDMAGAZINEPR

Twitter:

WWW.TWITTER.COM/XPOSEDMAGAZINE

y Facebook:

https://www.facebook.com/xposedmagazinenewsofficial1

Luis Rodríguez García

Miguel Conde Vellón


Carlos Boyrie Laboy

Quermie Márquez Rivera


Post a Comment

0 Comments