#JUSTICIAPARATODOS


Siempre he estado consciente de que la gente oportunista e hipócrita están a la orden del día, pero leyendo las redes sociales en los últimos días me he quedado sorprendida al ver como se desborda falsedad de la forma más despiadada y asquerosa que existe.

Ningún caso debe quedar impune, así tarden años en resolverlos, sea quien sea la persona y más si se trata de una victima inocente.

A continuación les hablaré de una noticia que, si siguen la página, deben saber que estremeció a cada uno de los investigadores de Xposed Magazine, incluyendo a nuestro portavoz quien cada que habla del tema admite haber llegado hasta las lágrimas.


Jancely Barbosa Torruella, de 6 años viajo a la isla en junio de 2016 para pasar el verano con su padre, Ansel Elpidio Barbosa Artache, de 27 años.

A tres días de su llegada, el jueves 30 de junio de 2016 Ansel busco la niña a la casa de su abuelita materna y mientras se dirigían al hogar de la madre de Ansel, sicarios los interceptaron en su Mitsubishi, Mirage y le dieron muerte a ambos en el sector Villa Alegre, de Gurabo.

Ansel Elpidio Barbosa Artache, narcotraficante de Gurabo, contaba con expediente criminal y estaba libre bajo fianza tras asaltar un McDonalds el 6 de marzo del mismo año.

Se alega que el crimen fue bajo ordenes del narcotraficante Jose Torres, aka “El Tuerto”, quien se encuentra en prisión. En esta conspiración estuvo involucrado abusador Jose Tito Hellman y aka “Pito Limber” quien controlaba un punto de droga en Villa Alegre junto a la tarjeta, Ansel.

Jancely apenas comenzaba a vivir.

Jancely solo vino para compartir con su padre y pasar verano junto a él y su familia.

Jancely no tuvo la oportunidad de crecer, graduarse, aprender a manejar, entrar a la universidad, tener su primer trabajo, formar su propia familia…

Jancely no tenia por qué haber sido asesinada.

¿Saben algo? Por Jancely no hicieron vigilias. No tuvo tributo. A los medios no les importo exponer el caso lo suficiente. No les importo si la policía logro detener y encarcelar a los culpables. No dieron ordenes de bajar las banderas a media asta en honor a su memoria. No vino ningún activista de absolutamente nada a ayudar alzando su voz en el caso…

Este caso quedo en el olvido y los asesinos continúan en las calles, como ocurre con muchísimos en el país.

Este escrito es para explicarles y exhortarles a que si van a alzar la voz por uno, lo deben hacer con todos por igual. Que ningún asesinato es más importante que otro y a que abran los ojos y se den cuenta de quienes toman las tragedias como “oportunidades” para llamar la atención, ganar votos, mezclar temas, entre muchas cosas. No se dejen engañar, ustedes saben más que eso.
#JUSTICIAPARATODOS

Post a Comment

0 Comments